domingo, 22 de septiembre de 2013

Tener un cabello brillante y sedoso es el deseo de muchas mujeres. Para poder lograrlo hay que conocer nuestro tipo de pelo y elegir los productos más adecuados para él. El diagnóstico del tipo de cabello lo puede realizar un peluquero, pero dadas sus características tan particulares es posible que con solo observarlo puedas discernir cual es tu tipo de cabello.


Hay tres tipos de cabello: Normal, Seco y Graso.

Cabello Normal: Es sinónimo de pelo joven y sano. Lo ideal es mantenerlo así. Por eso los champús de calidad son los más recomendados. El enjuague final es lo que le dará brillo y lo mantendrá sedoso.

Cabello Seco: Se ve opaco y reseco. Generalmente es fino y quebradizo por lo que el secador es su enemigo. Dadas sus características es difícil de peinar ya que los nudos son una constante. El masaje capilar al lavarlo es clave, ya que estimulará la secreción de las glándulas sebáceas. Los productos cuya función es hidratar son los ideales.

Cabello Graso: Se caracteriza por su falta de volumen y su aspecto sucio y descuidado. A la hora del lavado, no es recomendable realizar masajes capilares sobre el cuero cabelludo, ya que de esta manera se estimulan las glándulas sebáceas. Para peinar usar peines de dientes separados (tipo rastrillo).





0 comentarios:

Publicar un comentario

Popular Posts