sábado, 29 de junio de 2013

Una vez en el pasado había una chiquilla que creía que el color negro solo estaba bien visto en entierros y épocas de duelo. Esa niña creció y se dio cuenta de lo equivocada que estaba: el color puede alegrarte la mañana más brillante, te sirve para acompañar la noche y te hace compañía todos los días del año. Esa chiquilla era yo, y desde que abrí los ojos no he hecho otra cosa que adorar a esta tonalidad.
No importa en qué día del año estemos, ni que haga frío o calor, el negro siempre me acompaña y está presente en mi armario a modo de camiseta, vestido, bolso o zapatos.

Por eso os quiero mostrar outfits veraniegos (aunque algunos de ellos primaverales) donde éste es el protagonista, ya que muchas pensáis que verano y negro no van a la par. ¡Mentira! Todo puede encajar si nosotras lo queremos y aceptamos, he aquí la prueba de ello.
Para ir al trabajo podemos hacerlo con unos pitillo, una camiseta de algodón y un blazer a juego. ¿El calzado? A gusto de la portadora: sandalias, bailarinas o tacones, todo sirve.













0 comentarios:

Publicar un comentario

Popular Posts